Seleccionar página

Bienvenido

Con la ayuda de BLACKROLL® puedes mejorar notablemente tu flexibilidad y la capacidad del sistema muscular con un pequeño esfuerzo y simples ejercicios. Además, con entrenamiento regular y dirigido regeneras los músculos y aseguras una liberación prolongada de tensión y una mas alta actuación de los músculos.

Training + Regeneration = Success

¿Haces deporte? Entonces, seguro, necesitas un BLACKROLL®

BLACKROLL® es la herramienta ideal para la recuperación deportiva y auto-masaje para liberar el tejido miofascial (tejido conectivo de músculos y grupos musculares).

BLACKROLL® ayuda a prevenir el dolor muscular y mejora la recuperación del músculo, lo que produce un incremento del rendimiento deportivo.

BLACKROLL® puede ser usado desde deportistas ocasionales o populares, a profesionales de alto rendimiento.

Expertos en medicina, fisioterapia y preparadores físicos-deportivos recomiendan el uso de BLACKROLL®

BLACKROLL®

BLACKROLL® puede ser usado para todo tipo de ejercicios como cualquier otro rodillo de espuma. Es más firme que los foamroll tradicionales de pilates, porque están orientados a deportistas

BLACKROLL® ofrece una amplia variedad de texturas y durezas. Todos nuestros rulos son más duros que la media garantizando así un firme y profundo masaje que produce la liberación de las fascias.

BLACKROLL® está fabricado en un material es 100% reciclable y libre de químicos.

BLACKROLL® está fabricado en Alemania

BLACKROLL®  es el suplemento ideal frente a los métodos tradicionales de tratamiento como son:

·         Fisioterapia

·         Osteopatía

·         Masaje

¿ Sabes qué es la Fascia ?

Las fascias, presentes en todo nuestro cuerpo, consisten en vainas del tejido conjuntivo, membranas finas que sirven de unión entre diferentes partes del cuerpo, envolviendo y uniendo músculos, huesos, vísceras y vasos sanguíneos formando una especia de tela de araña.

Las fascias acompañan los movimientos, permiten el intercambio de nutrientes corporales contribuyen al buen fluido nervioso y juegan un papel importante en el sistema neuroendocrino así como a nivel inmunitario. Estas membranas son muy sensibles a toda suerte de estrés, bien físico o psíquico. Se contractan, se tensionan y esto puede perturbar el buen funcionamiento del organismo. Así, un problema en un punto cualquiera de nuestro cuerpo, repercute en una otra parte del cuerpo, por intermediación de las fascias.